sábado, 5 de septiembre de 2009

PUENTES, VIDA, CAMINOS.

"Un puente sólo puede tenderse cuando los pilares que lo soportan comparten la misma geografía"

"La biografía del labrador es el surco"

"Se trata, no de que el mundo llegue a saber quienes somos, sino de que nosotros lleguemos a saber qué - y quienes - son el mundo"


PORT/ EMILIO PORTA

12 comentarios:

Emilio dijo...

Acabo de poner en el blog una entrada con unas frases, que son mías - eso no es tan importante - que responden a una actitud, actitudes, que yo intento mantener, pero que se que comparten mis compañeros de la Blogsfera. Yo soy un actor más del reparto - y lo digo con sinceridad - y trato de que la obra sea sentida, de que todo vaya bien. Incluso intento hablar, entre bambalinas y en ocasiones, al resto de los actores, para que se salve lo principal, la representación, y para que sea auténtica y compartida, aunque sea imaginaria. Pero...¿ qué es real y qué es irreal...? Dificil es saberlo. A veces somos prisioneros del lenguaje, que no siempre puede transmitir quienes somos, o lo que es peor, alcanzar a ver quienes son los otros. No seríamos nada sin los que nos precedieron. Y tampoco seriamos nada sin los que están al lado. A veces es dificil ocultar los egos, porque son una deformación del yo, y ese yo es necesario para caminar, para, incluso, poner unas letras, en el papel, el espacio interestelar o en el corazón. La realidad es que, de todo esto, lo más importante es saber donde estamos y compartir, la tierra de la orilla ó el agua del mar. Hay una frase maravillosa de Alicia Uriarte que dice que si tenemos una idea y la sabemos compartir esa idea se multiplica, y ayuda a vivir. Pero que si tenemos dos ideas diferentes y tratamos de que la nuestra se imponga a la del otro, en la batalla morirán ambas, una, porque no tuvo fuerza o ilusión por defenderse. La otra, porque la prepotencia mata el sentido de cualquier idea. La frase se refiere a una manzana, a dos manzanas, a todas las manzanas. Y la encontrareís en un comentario suyo en la entrada anterior. Incluso, a lo mejor, lo explica de nuevo e forma más concreta y clara que yo, en otro comentario nuevo. Ese es el sentido de los comentarios, ayudarnos a ver, a contrastar, a caminar. Esa frase de Alicia a mi me ha parecido todo un tratado de filosofía, un tratado del ser. Y me ha animado a dejar de lado, por un momento, poemas y narraciones, y a poner en mi post otras tres. En lo más íntimo de mi mente, y a veces en el resto de mi cuerpo y estancias, soy un solitario. Pero que no sabe, no puede, vivir sin el otro. No se vivir sin vosotras, sin vosotros. No por lo que tenga que deciros, sino por lo que recojo cuando os escucho. Como cuando leemos, vemos una película que nos dice algo, tenemos una conversación que nos ilumina.
Si mis palabras fueran sólo mías, serían muy pobres. Como a todos nos sucede. Lo que somos y lo que no somos, se lo debemos a quien nos ayudó a vivir. A aprender. Incluso a quien nos enseñó, por primera vez, a juntar palabras y significados. A esos, seres humanos como nosotros, yo personalmente, les debo algo. A las entelequias que permiten la Oscuridad y el Dolor y nunca han explicado - que yo sepa - a nadie el por qué, no les debo nada.
En definitiva, intento estar al lado del Hombre. Del Hombre que busca la Luz y se enfrenta a los dioses para robarles un fuego que sólo ellos, al parecer, custodian.
Soy tremendamente respetuoso con las creencias de todos los que respetan las creencias. Sobre todo si éstas ayudan al que lo necesita.
Pero soy un claro combatiente contra la letra muerta de los dogmas, contra la irracionalidad que olvida la emoción y que trata de imponer cualquier "verdad". La Historia está llena de defensores de falsas verdades que tratan de aniquilar, han aniquilado, al divergente, al diferente. Sólo lucho por la libertad personal entre la libertad de los otros.

Port

Nelken Rot dijo...

Mi mundo, a veces, converge con tu mundo y existe un río de agua subterránea y limpia que es el puente de nuestra comunicación: fluida.

Me gusta el trazo de tus ideas que captura la palabra precisa como si fuera una cámara fotográfica.

Gracias Port(meteo) por jugartela de nuevo, para entregarnos una vez más los secretos del fuego. ;-D

Anónimo dijo...

Gracias, Nel. Veo que has salido de tus cajas de cartón que flotaron un día sobre los canales de Amsterdam para navegar a cuerpo limpio por la senda de la libertad de la palabra. Viniendo tu comentario de una escritora como tu, tiene aún más valor. Porque tu también crees que hay que intentar robar el fuego de los dioses.
Con mi profundo - really deep - afecto.

Port

Mari Carmen dijo...

"Se trata, no de que el mundo llegue a saber quienes somos, sino de que nosotros lleguemos a saber qué - y quienes - son el mundo"
Me encanta esta frase, estamos tan preocupados de mirarnos nosotros mismos, que dejamos de lado lo que hay a nuestro alrededor. El mundo no somos nosotros, nosotros somos del mundo.
El genero humano, es como una esponja, nos impregnamos, absorbemos, aún sin darnos cuenta, de todo lo que pasa junto a nosotros, y nuestras palabras son el reflejo.
Como bien dices, son un compendio de lo que aprendimos, de lo que vivimos, de lo que reímos y de lo que sufrimos.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Qué poco tiempo hace que escribes entre nosotros, Mari Carmen, y, sin embargo, de que forma más profunda subrayas...Yo te hice un hueco, todos te lo hicimos, el primero Santiago que te condujo aquí...y qué bien has aprovechado tu espacio. Han sido otros los que nos han relacionado...y siguen ahí. Pero nosotros nos mantenemos firmes en el intento. Yo siempre agradezco tus comentarios, tu modo de acercarte, tu sentido, que ya voy conociendo, de ver la Literatura y la vida. Ojalá las compartamos en todos los foros, como ahora.

Port

Pilar dijo...

Emilio, como me gusta esta entrada,
es que son tan certeras las frases.
Creo que es dificil llevar al papel (o a la pantalla) estos pensamientos y creo que tu lo haces de maravilla.
Es que no puedo agregar nada, pero quería decirte que estoy aquí, que lo he leído y que me ha gustado (aunque a veces no haya nada inteligente que decir, jajaa).
Besos

Javier dijo...

A ver Emilio,...¿Cómo te lo explico? Entro en tu blog, veo unas frases, sentencias, o como quieras llamarle, sensacionales, contundentes, expresivas, y con carga suficiente para ponerme a pensar. Entonces me lanzo a pinchar para ponerte un mensaje y me encuentro otro mensaje tuyo, vamos de tí, con el que me vuelvo loco porque expresas muchos de los sentimientos que me invaden de vez en cuando. Y eso no puede ser. Lo estás haciendo mal o peor aún, me estás hundiendo. Las enfermedades no se curan tomándose las pastillas todas a la vez,te pueden matar. Hay que tomarlas en dosis, para que el cuerpo se acostumbre, para que las diguiera bien y te sienten de maravilla. Esta vez, por supuesto, te disculpo, pero quiero lo tuyo poco a poco,porque es un buen remedio, uno que cura, y todos necesitamos esta medicina que nos das. Así que prescribe bien tus medicinas. Ah, tras reñirte, ¡enhorabuena por estas "dos" entradas!
Un fuerte abrazo

Pd.- Entre Rosa y tú, tenéis que hacer el libro que os he pedido. Sin prisa pero con constancia. Lo quiero. Y empujaré donde haga falta hasta conseguirlo.

Anónimo dijo...

Querida paseante y combatiente Pilar Martinez-Carrasco :
Me encanta que el paseo de la mente nos lleve lejos, más allá de lo que se mira, incluso.
Estas frases son parte de un libro un poco mas amplio...con flashes que, en primer lugar, trato de que iluminen mi propio camino. Luego, si os sirven a otros, pues no te digo nada lo feliz que me hace. Y sí. Claro que agregas mucho: estar ahi. Eso es lo más importante que podemos compartir todos, estar en el intento. Tú eres una buena paseante y viajera, lo se. Así que, sin dejar la trinchera de tus sentimientos e ideas, trata de seguir tus impulsos. Esos nacen en el corazón...y, aunque se equivoque, es mejor abrirlo que cerrarlo. Open mind, open heart.
Gracias, un monton, de verdad.
Y por las canciones, como las de Manuel, de tu página.

Port

Anónimo dijo...

Querido Javier: Hora es que asumas tu culpabilidad por incitarme a poner más cosas...hubo un tiempo en que decías que ponía pocas...a ver si te aclaras. Pero no, no te voy a reñir...Te diría un montón de cosas buenas pero luego que si patatin, que si patatán...pero mira, como digo en tu blog, seguro que el patrón de tu Palencia de adopción , el tal San Antolin, que Dios tenga en su gloria, y el San José de tu Valencia de emoción, que ese si que seguro que está en la gloria porque si no tu me dirás a que viene tanto cohete y tanta falla...bueno, pues esos, que son dioses menores también, sólo que católicos, te protegen, como miembros honorables que son de la Providencia. Y aunque yo me tomo a broma - con una cierta ironía, como creo que debe ser - todo esto del santoral y las diviniades, pues...¿por donde iba?...mira, no se, me he perdido...Y se acabó, ya no me bajo del autobús ni aunque vea una rubia como la de "tu" parada y tu relato...ni siquiera aunque vea venir a Ella (mirar comentarios en el blog de Javier Rivas, en su última entrada sobre sus "dudas") bueno pues, ni aunque vea que viene "Ella" con un garrote desde el fondo del vehiculo para atizarme en el cogote y decirme que lo único corto que puedes escribir es: Vale, tio, hasta luego.

Orfeo dijo...

Estimable muro:
Desconozco si es más notable tu presencia en el blog (extraña palabra esta para alguien con tantos siglos a la espalda como yo, pero ya me voy acostumbrando al bárbaro lenguaje de estos infelices tiempos) o tu reflejo de ti mismo en los comentarios. Admirable dualidad, ambigüedad notoria, reflejo inesperado... La misma gruta de mi paisano Platón te envidiaría.
¿La realidad es la realidad? ¿es la que cuentas en tus escritos? ¿es la que comentas a tus propias palabras? ¿la que recibes de otros? ¿la que respondes a los mismos?
Gran condición la tuya, múltiple e inigualable, de varios escritores en uno solo, de varias mentes en una. Jano el de los dos rostros estaría en desventaja contigo. Tal vez el portugués Pessoa te siguiera a tu altura, pero está por ver.
Mi cítara acompaña tus palabras.
Vale
Orfeo de Tracia

Rosa dijo...

Que buenas frases Emilio. Aunque, como dice Javier, un poco mas arriba, tu comentario posterior me engancha casi tanto como ellas.

A veces siento debilitarse los pilares del puente que intento tender cada día, hacia lo que me gusta... hacia vosotros. Y cuando os leo, me pongo manos a la obra de nuevo y los refuerzo con esa "palabra precisa" y limpia que me llega con luz propia. Gracias Emilio. Un abrazo

Emilio dijo...

"La Luz del Faro, sigue ahí", Rosa.
Aunque el gran Faro de Alejandría, haya desaparecido. Esta frase de un poema que escribí hace tiempo la repito - y me la repito constantemente - la tengo también clavada en mi puerta de entrada de casa.
Un beso.