martes, 1 de septiembre de 2009

EL OTRO, por Mari Carmen Azcona

Aviso para navegantes, nunca mejor dicho. He recibido un encargo del web-master. Está secuestrado por él mismo, bueno por su personaje principal, el que luego hemos hecho todos nuestro. Y no puede acceder con facilidad, esta noche, a su blog. Me dice que ha recibido un precioso relato de Mari Carmen Azcona...que va en busca del padre O´Connor. Y el padre O´Connor, el anciano exorcista, habita en mi blog. Me pide que, ya que él ha cedido su blog a nuestras voces, yo ceda el mío a Mari Carmen. Y lo hago encantado. Es un honor. Porque ha escrito un relato partiendo de una entrañable invención de David Nihalat. Y ha puesto su acento literario, personal y espléndido, en él. Y se ha inventado una historia que creo os va a encantar. Aquí va. Mientras Elvirita deja salir a Santiago de su cuerpo, al menos para dormir un poco y descansar, antes de volver a él. Espero que ambos se recuperen. Porque tener a Santiago dentro, aunque sea en espíritu, no se si impedirá su salvación, hagamos lo que hagamos. Eso sí, es una niña, al fin y al cabo. Y le encanta jugar.

Bienvenida a mi blog, Mari Carmen.

Emilio Porta



EL OTRO

Maldita Dama de Negro, se lo advertí, le dije que dejara en paz al padre O´Connor. Él es asunto mío.

Soy Satán, enemigo de la fe, productor de muerte, príncipe de los demonios. Llevo batallando con los hombres siglos y jamás hallé un rival digno, hasta que me encontré con el padre O´Connor.
Le debo el respeto que se le da a un gran rival, en eso, tenéis que reconocer que me porto como un caballero.

En mi particular cruzada contra Dios, aquél que me expulsó del Paraíso, reparto mi espíritu por el mundo. Busco poder, posición, adoración.
Miro el interior de los corazones de los hombres. ¡ Qué mejor manera de ganar una batalla, que arrebatarle el alma de sus preferidos !
El padre O´Connor era uno de ellos. ! Qué ingenuo era ! Su corazón, sólo albergaba el deseo de ayudar a los necesitados.

Cuando su fe se ensombreció, le tenté, le otorgué dones para sanar. Se creyó importante, con poder y su alma comenzó a flaquear. El orgullo casi le llevó hasta mí.
Cuando la Curia, esos príncipes insolentes, le olvidaron en aquel perdido pueblo de Killarney, le presenté batalla. En mi caída del cielo, llevé junto a mí, una porción de ángeles que participan en mi rebelión contra Dios, es mi hueste, los gobernadores de las tinieblas, los espíritus del mal .
De entre ellos, mandé a mis mejores generales, los más aguerridos y fornidos. Los combates fueron feroces, pero el espíritu indomable del padre O´Connor siempre salió victorioso.
Tras largas batallas, decidí dejarle en paz, se había merecido un descanso, encontrar un poco de paz...Y entonces Ellla, díscola, contraviene mis designios.

Me alegro de su recuperación, quizás esta tarde pase a visitarle.

Lamento que no se uniera a mis filas y siento que ese déspota ser que habita en los cielos pronto se lo llevará junto a él.

MªCarmen Azcona Aguillo

19 comentarios:

Manuel dijo...

Mari Carmen, insisto ( yo no se ya como decirlo, ¿eh? ). Lo de los ángeles caídos, lo de los demonios, lo del Mal, no fue más que una invención de ese Dios fraticida para darse importancia.

El Padre O'Connor era un científico, si, pero también un pobre diable, como los de provincias de aqui. Y realmente quería tener su puestecito entre los curas importantes. Eligió un camino adecuado: hacer lo que solo hacían unos pocos en el mundo.

Pero Satan no anda cuidándose de lo que haga o deje de hacer el Dios de los cristianos. Él tiene cosas realmente importantes en su mente: por ejemplo, ver la telenovela de la tarde.

Emilio dijo...

Es evidente que Mari Carmen está de nuestro lado, Manuel. Lee atentamente y veras su actitud, crítica, irónica, con muchos matices. Yo estoy orgulloso de que el relato esté en mi página. Porque, no lo dudarás, estoy absolutamente en contra de cualquier alienación producida por el miedo. La frescura del relato es que pone a Satán infinitamente mejor que a Dios. Es una defensa del "aherrojado" a los infiernos por desobediente - como tu y como yo - y, al mismo tiempo, un acercamiento a un pobre hombre - lo somos todos - que, como dice Alicia en otro apartado, fue sepultado en un seminario cuando era un niño y jugó el papel que le tocó...Si, no todos son tan valientes como para romper con todo. Yo no lo he sido en épocas de mi vida...ahora estoy empezando a serlo un poco, pero digamos que es dificil sustraerse a las "necesidades materiales que cubre un oficio". Y O´Connor hizo el suyo. Y, además, qué demonio - nunca mejor dicho - pero si todo está en la percepción...tu percibes lo que ya piensas. Pues bien, yo creo que este relato sólo toma partido contra ese ser lleno de atributos absurdos, porque son atributos humanos. En cierto sentido todo el relato es una maravillosa caricatura. Y tu comentario también, bien leído. Y sí, Killarney es un lugar de provincias. Pero no olvides que también en provincias vivieron algunos extraordinarios autores. No pierdas la esperanza, sanador. ¿Me quieres contar en este diálogo qué diferencia hay en vivir en Murcia, Bilbao o Madrid?. Por cierto, Satán ve la tele sólo cuando no se pone de poste de las piedras en el monumento en Arabia Saudí. ¿No te da pena lo mal que le tratan los creyentes?. Debe estar lleno de moratones y quemaduras. En eso todos los que le anatemizan son los que creen que existe. No es el caso de la autora, me parece.

Anónimo dijo...

Querido Emilio: Estoy tan despistada con el personaje de Elvirita Robles, que no se que hacer, si reir o llorar, aunque creo que optaré por lo primero. De verdad, no acabo de enterarme de lo que va el asunto. Echaré la culpa al mar y al sol, de ser los causantes de mi torpeza. Más que nada, por echarle la culpa a alguien, ja, ja, ja.
Espero verte pronto, y que todo te esté yendo muy bien.

Besitos.
Mila

Rosa dijo...

Empiezo a sentir celos de Elvirita, mi querido Emilio, que te tiene atrapado en el blog e impide que pueda leerte a ti sólo, con las ganas que tengo.

Menos mal que aunque le escribas, casi en exclusiva, a ella, el resto de tus admiradoras, seguiremos leyéndote fieles y muertas de celos, a la espera de que vuelvas.

Un beso y mi cariño

Emilio dijo...

Mila y Rosita...os prometo un poco de descanso...lo necesito...y cambiar un poco el chip...Blogsferatour y sus personajes ya andan por si solos y el libro está muy avanzado...cuando pase ésta semana pondré algo con temática cambiada. Yo si creo en el proyecto, por eso lo he apoyado al máximo, desde distintos ángulos. Como lo hacemos todos. Pero cómo decía el otro día, la Blogsfera va más alla. El mismo Santiago nos acaba de pedir colaboraciones personales para el próximo número de Tirano Banderas. De todas formas puede que necesitemos un descanso: Elvirita ha ido muy deprisa. Pero ha habido, hay grandes cosas. La mejor, la interacción entre historia y comentarios. Y haber descubierto, el que no lo supiera, la capacidad del principal autor para transformarse y enseñar su gran nivel literario y humano. Yo se bien de su ilusión y su trabajo, además de lo anterior. Todos lo sabemos. Al final será un libro especial, ya lo vereís. Pero es cierto, hay que combinar el tema que ha sido principal en este verano con otras cosas. Las chicas, desde Rosa a Pilar, Carmen Silva, Soledad, Elena...y ahora tu de nuevo Mila, que estabaís ya, lo estaís haciendo...Las nuevas miembros, adjuntas de momento, como Alicia y M. Carmen, han entrado más con el tema Elvira...los "chicos" estamos ahí. Pegando, intentando unir, intentado quereros...y durmiendo poco. Pero el porvenir es - espero - largo. Igual que el cariño, el compañerismo y la amistad que todos nos intentamos tener. Gracias a la niña y sus demonios...los nuestros se han hecho más buenos y más comprensivos. Y la Literatura de ESCRITORES EN RED ha crecido. Cómo decía nuestro principal director/impulsor...ni os imaginais cuánte gente nos lee ya.
Un beso.

Emilio dijo...

M. Carmen: simplemente decirte que me hace feliz que campees por mi página. Aquí empieza tu andadura, como autora en ESCRITORES EN RED, como, gracias a Alicia, comenzó, hace unos días, la mía en la nieve, más pequeña, logicamente, porque es vuestro territorio y este es el que yo considero más mío. Bienvenida. Y me ha encantado que el Jefe de los Demonios, el primero que se transformó de Luz en Oscuridad,( desde mi punto de vista sin más culpa que querer - en el mito, ya lo se Manuel - ser libre ) se ponga a hablar como un ser normal. Todas las criaturas, si es verdad lo del libre albedrío, deberían ser capaces de ejercerlo. Por eso yo soy más partidario de los dioses menores, que son más liberarles, que de los Dioses absolutos.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Emilio, los Dioses Menores al ser, como tú y como yo, de infantería, tienen un qué se yo de cercanía que los hace entrañables.

Casi tangibles.

Te doy la razón: se desde ya que de este empeño va a salir algo importante. Y tengo la sensación de que nuestro particular cerebro genial, Santiago, va a saber poner en orden tanto caos, para darle un cierto sentido.

Que poner en orden no es igual que "ordenar".

Un abrazo.

Orfeo de dijo...

Desde que puse las primeras notas de mi lira, regalo de Apolo, en un escrito de Santiago Solano o de su secuestradora Elvirita, he estado meditando.
http://santiagosolanogrande.blogspot.com/2009/09/sam.html

Después, alguno lo sabrá, he inventado la cítara de nueve cuerdas en honor de las musas. Cuando la toco dicen que se amansan las fieras y que los árboles y las rocas bailan. Nunca los he visto hacer eso pero si con mi música logro apaciguar un tanto a los hombres ya me doy por pagado.
Como buen hijo de Calíope, la musa de los cantos épicos, el tiempo me es ajeno, así que tanto da que inventara la cítara en los tiempos antiguos como que la haya vuelto a inventar ahora, al arrimo de vuestra escritura
En esta situación no intento apaciguaros a los componente de esa ERA BRADOMÍN, pero sí llevaros al orden de las escalas tónicas adecuadas para que vuestra música de palabras sea alimento de gozo en los oídos de los humanos y no ocasión de más penumbra.
Cuando viajé con los argonautas, marqué con mis notas el ritmo de los remeros. Jamás he vuelto a marcar ritmos ni lo pretendo ahora, pero sí tocaré de nuevo para que, como entonces, las sirenas se suiciden de envidia porque prestáis más atención a mi música que a la suya y así, dejaros el camino expedito para alcanzar vuestro Vellocino de Oro, que como bien sabréis no es ya aquel Crisomallo alado que terminó siendo Aries, sino vuestro “escrito de escritores” que, se llame Elvirita u otra cosa, merece mi aprobación por lo desmedido de vuestro esfuerzo y las ansias de vuestras particulares liras.

Desde mis árboles os miro,
desde el susurro de sus hojas
contemplo siempre vuestra voz
y me complace la mixtura
que os empeñáis en escanciar
para que dioses o mortales
alcen su copas y se tornen
más humanos los primeros,
más divinos los segundos.

Con daros una noticia que desconoceréis, acabo. Sabed que ese Valle-Inclán que preside vuestro grupo, al socaire de su heterónimo Bradomín, es uno de los pocos mortales que tras pasar la Laguna Estigia, conservó su memoria para sorpresa de hombres e inmortales. He hablado con él en los Campos Elíseos del Hades, donde reside en gloria para siempre, y se siente halagado con vuestra asociación y vuestros empeños.
Vale.
Orfeo de Tracia

Orfeo dijo...

Me consta que es usted un escritor de muchas caras y registros.
¿habremos de conformarnos con los que hasta ahora se vieron? ¿será posible encontrar más versos suyos en esta pagina. Conozco tan pocos que cuando toco mi cítara pienso en acompañar versos suyos pero no encuentro los suficientes y sé que habrían de ser provechosos.
Orfeo de Tracia

Mari Carmen dijo...

Mila, Rosita:
Lamento las molestias ocasionadas, tanto por Elvirita, como por mí.
Entiendo vuestras quejas, al veros privadas de la sabiduría y de las sublimes palabras, con las que Emilio, regala nuestro entendimiento y corazón.

Manuel:
El bien y el mal, se hayan en el corazón de los hombres. Somos capaces de las más extraordinarias gestas y de las más aberrantes atrocidades.
Dios-Diablo, ¿invención o realidad? ¿Acaso importa?...A mí no.
Qué sería de la literatura, sin ese Fausto, que vendió su alma al diablo; Sin el descenso de Dante al infierno con Beatriz y Virgilio; Sin “los versos satánicos” de Salman Rushdie...Piensa, encontrarás miles de ejemplos. ¡Ah! No te olvides de repasar la filosofía.
Imaginas un mundo sin los iconos bizantinos, sin los cuadros de los pintores flamencos, cuyos colores desafían al tiempo, sin “El juicio final” de Miguel Ángel, del que me declaro enamorada...Continúo o me ayudas tú.
Qué decir de las mitologías egipcias, griegas,...Ra-Seth, Zeus-Hades, Júpiter-Plutón.
Qué decir de los magníficos vitrales de las catedrales góticas.

Bueno, no continuo, lo dejo a tú imaginación y conocimientos.
Como dicen en Galicia sobre las meigas: haberlas, hailas y con el diablo...por si acaso, ten cuidado
Besos.

Emilio dijo...

Mari Carmen: Sabia, hermosa y culta respuesta a Manuel. No me resisto a intervenir "sólo un poquito" en esto...Ya verás que Manuel es un gran tipo, uno de los nuestros...Respondo por él, como respondo por ti...él sabrá quien eres, yo creo que ya lo sabe...
Mila y Rosa son dos buenas amigas...y lo serán tuyas también...Y me consta que, si tu estás de invitada en mi blog - tendrás tu propio blog pronto entre nosotros, al igual que Alicia que ahora está en el de Santiago (Orfeo/Elvirita/...y ahora Morfeo de Vetusta) me consta, como digo, que es necesario que no desperdiciemos tanto talento...Y, además, sois muy buena gente. De la mejor. Y si ellas saben que yo digo esto es por algo. Son dos extraordinarias compañeras y amigas...y lo serán también para ti. Su comentario - como aquí se cruza todo - iba hacia mi porque es mi blog, sólo eso...
Y, supongo que si te has dado una vuelta por las nuevas tendencias verás que los mitos - humanos y divinos - se han puesto a hablar. Ahí tu tienes mucho que decir. Y sigues, de momento, teniendo mi blog para escribir. O él de cualquiera de nuestro grupo. Te lo garantizo. Si Santiago y vosotras me haceís caso...la hora de vuestra entrada, de las dos, Alicia y tu, es ya. Es ahora. Mandadle un mail particular - pues ese tema va por otro lado y lo lleva él - a cualquiera de sus direcciones de referencia, preferentemente, director@erabradomin.org. Los trámites los conoce él. Pero ya hemos hablado. Y creo que Javier también. Y me consta que el Presidente también está encantado con la idea, como todos nosotros.
Un abrazo.

Emilio dijo...

Esto es para Alicia.
Querida Alicia: Se que leerás este comentario y he preferido dejártelo en este espacio que, siendo mío, ha sido de Mari Carmen en el hospedaje, y, siempre tuyo, desde que nos conocemos. Eres absolutamente extraordinaria, a todos los niveles. Tu comentario en el blog de Santiago es de una altura infinita de conocimiento, de saber qué es esto del mundo de la Literatura y el Pensamiento. Me ha llegado muy dentro, como tantas cosas escritas por ti, tantas cosas escritas también por Mari Carmen. Conoceros es algo que agradezco a la vida, ya lo dije en una ocasión, que te da sorpresas....¿recuerdas? Lo casual-causal . Llevo unas horas sin entrar en la nieve. He tenido trabajo, cosas "alimentarias" que atender...tiempo ocupado. Pero sabeis que estoy ahí.
No se si será el final de Elvirita, porque con Santiago nunca se sabe. Pero todo final es un comienzo, lo decía T.S. Eliot y esta amistad, circular y compartida, que tenemos, ha dado, además, más de si en el aspecto humano, incluso, que en el terreno literario, aunque para nosotros sea lo mismo.
Hoy te escribo más largo a ti, aunque bien se que escribirte a ti es escribirnos a todos, incluso a mi mismo. Los que nos hemos conocido, compartido, soñado juntos...estamos ahí. Gracias, Alicia, porque después de ti, soy, creo, no algo más, pero si alguien mejor.
Un beso. Y un beso también para Mari Carmen.

Alicia dijo...

Emilio,primeramente agradecerte, no las palabras, si no el sentimiento con el que sé que están escritas. No sé si llegaré a la altura de lo que tu has sentido, que no creo que tan sea cierto porque transpiras ser buena gente sin mi ayuda. Yo por mi parte te diré que me siento afortunada de que hayas pasado por mi vida trascendiendo en ella. Es un verdadero placer leerte y que me leas, opinarte y que opines, discrepar y que discrepes...en definitiva poder comunicarme contigo.

Con respecto al comentario que he hecho en el blog de Santiago, no es una despedida. Yo lo veo cómo una declaración de sensaciones. Entré en esto sin condiciones y siendo un proyecto sin encorsetar, me parece que también puede ser válído opinar cómo lo vamos viendo y cómo nos vamos sintiendo.

Tengo pendiente describir el perfil de la madre de Elvira. No lo he olvidado, sin embargo lo he demorado ya que ha pinchado la directora del insti y nos hemos tenido que hacer cargo de sus funciones. De golpe y plumazo me han quitado el prefijo "vice". Andamos con los horarios de una plantilla de 62 profesores. Una locura.

No abandono el barco, sólo que igual desembarco en algun puerto, y regreso según vaya viendo que puedo colaborar.

No temas por lo que creas que puede pasar, disfruta de lo que está pasando.

Un abrazo.

Alicia dijo...

Mari Carmen, la confianza ha hecho que te haya dejado sin poner alguna reseña sobre tu relato.
Lo he leido en dos ocasiones y aunque el tema pueda no gustar, permíteme que te diga que está por contenido y por forma a la altura de los veteranos.
Me alegro que me siguieras en esta aventura. Sabía que este mundo te iba a ayudar a darte cuenta de ese mundo interior que tú tenías, que ni te lo imaginabas y que yo al menos intuía.
Nos vemos pronto.
Un fuerte abrazo.

Emilio dijo...

¿Quién dijo que "El Otro" pueda no gustar?. Yo creo que si ha gustado...era, incluso necesario. Nadie había sacado al Otro. Y es un mito importante. A mi me ha encantado, Mari Carmen lo ha tratado con ironía y cariño, igual que al Padre O´Connor. Ya sabes, Alicia, que, además, me encanta el sentido del humor y, en otras ocasiones, el distanciamiento o el acercamiento, según lo requiera el relato.Y el tratamiento me parece muy bueno. Y, gracias, Alicia, si hay - hubiera, no lo se - alguna pequeña divergencia en el pensamiento, el corazón funde en la emoción y el cariño los puntos de vista. Son pequeñas desviaciones culturales de cada uno, producto de cada experiencia, que es distinta. Yo me siento muy cerca de ti.
Y en la nieve seguiré...espero que os guste la idea...todo el tiempo que la nieve dure. Y no preveo un deshielo rápido en los últimos años.
Un beso.

P.D. Me hubiera encantado saber, no tanto la historia de Elvira madre, sino sus emociones, sus sensaciones...ante un entorno hostil y que le supera. Yo no creo que sea una pobre mujer...sino, como tantas, una mujer cansada...

Alicia dijo...

Emilio, al respecto dl relato de Mari Carmen y al referirme al tema, hablaba de Dios, Iglesia, Infierno Satán, Muerte...y todos los colaterales. Para nada al relato en sí. repito, temblad vosotros veteranos, que llega Mari Carmen.

Emilio, no te puedes hacer ni idea de la sensibilidad, dulzura, coherencia, integridad, fidelidad, alegría...que hay en Mari Carmen y sus relatos lo transpiran.

¡Ójala hubiera muchas divergencias en nuetros pensamientos! Sé que nos enriqueceremoos al compartirlos. Ya alguíen escribió "Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana y las intercambiamos, entonces ambos aún tendremos una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea y las intercambiamos, entonces ambos tendremos dos ideas". ¡Me encanta esta frase! Es el fundamento de el enriquecimiento colectivo.

Creo que eras una de las personas que faltaba en el equipo de La nieve. Será un placer contar contigo cuando tus oblgaciones lo permitan. Si tardas en pasar, no dudes que alguién saldrá en tu busca.

Besarkadatxu bat

Mari Carmen dijo...

Gracias Alicia:
Sabía que la temática no es de tu gusto, lo ves gris y oscuro ¿verdad?
A ti, te gustan los temas terrenales: con alegrías o tristezas, con risas o lágrimas...tu jamás serás seguidora de cuarto milenio, ni te comprarás el último libro de Stephen King.
A mí me parece genial el mini proyecto que Emilio ha hecho en su blog. Partiendo de Elvirita, Junto a ella llegamos a Irlanda, conocimos al padre O´Connor y tras revivir la historia del anciano exorcista , llegamos hasta el “Otro”su enemigo de tantas batallas y amigo al final de sus días.
Yo necesito un poco de coherencia en todo esto y aquí la he encontrado.
Besos.

Alicia dijo...

Yo creo, y lo comparto contigo, que admirando el talante de el guionista Santiago por su proyecto y la oportunidad, para nosotras el actor principal está siendo Emilio. Lo podría haber sido también Javier pero otra obra sobre las fiestas en Palencia le hicieron abandonar momentaneamente el escenario.

El papel de Emilio está siendo complicado. Por una parte tiene que seguir manteniendose fiel a esa cuadrilla de amigos, que yo en su lugar no perdería por nada del mundo, y seguir su papel en clave de complicidad con ellos. Sin embargo nuestra presencia como actrices secundarias, no sé si buenas, pero que hemos brillado con la luz de nuestra indepencia, y alumbrado algo su camino, ha heho que en ciertos momentos tuviera que demostrar su faceta más tierna y sensible. Esa faceta es la que nosotras necesítabamos para mantenernos en el proyecto hasta el final.

Emilio, espero que Santiago pueda leer esto, ya qué sin casi darte cuenta estás siendo pieza clave en esta historia. Mari Carmen y yo, llegaremos al final. No nos importa si ha sido por tí, para tí..., pero nunca hubiésemos llegado hasta aquí sin tí.

Un abrazo a todos.

Emilio dijo...

Alicia, Mari Carmen...acabo de poner en el blog una entrada con unas frases, que son mías - eso no es tan importante - que responden a vuestro pensamiento y a vuestro afecto en vuestros comentarios. Salvo en una cosa...Yo soy un actor más del reparto - y lo digo con sinceridad - trato de que la obra sea sentida, de que todo vaya bien. Incluso le hablo, entre bambalinas, al director y al resto de los actores, de vez en cuando, para que se salve lo principal, la representación, para que sea auténtica y compartida, aunque sea imaginaria. Pero...¿ qué es real y qué es irreal...? Dificil es saberlo. A veces somos prisioneros del lenguaje, que no siempre puede transmitir quienes somos, o lo que es peor, alcanzar a ver quienes son los otros. No seríamos nada sin los que nos precedieron. Y tampoco seriamos nada sin los que están al lado. A veces es dificil ocultar los egos, porque son una deformación del yo, y ese yo es necesario para caminar, para incluso poner unas letras, en el papel, el espacio interestelar o en el corazón. La realidad es que, de todo esto, lo más importante es saber donde estamos y compartir, a veces la tierra de la orilla, a veces el agua del mar. Esa frase maravillosa tuya, Alicia, sobre la manzana, es todo un tratado de filosofía, es todo un tratado del ser. El contraste con respeto al otro, con solidaridad con el próximo, incluso con el aparentemente ajeno, nos hará caminar. Nos hará vivir.
Yo, en lo íntimo de mi mente, y a veces en el resto de mi cuerpo y estancias, soy un solitario. Pero que no sabe, no puede, vivir sin el otro. No se vivir sin vosotras, sin vosotros. No por lo que tenga que deciros, sino por lo mucho que recojo cuando os escucho.
Si mis palabras fueran sólo mías, serían muy pobres. Como a todos nos sucede, lo que somos y lo que no somos, se lo debemos a quien nos ayudó a vivir. A aprender. Incluso a quien nos enseñó, por primera vez, a juntar palabras y significados. A esos, seres humanos como nosotros, yo, personalmente, les debo algo. A las entelequias que permiten la Oscuridad y el Dolor y nunca han explicado - que yo sepa - a nadie el por qué, no les debo nada.
A vosotras os debo que estaís aquí.
Y el cariño, el apoyo, vuestras palabras que saltan distancias y que unen, y empujan. Por eso no estaís lejos. Estaís a mi lado, a nuestro lado.