lunes, 24 de agosto de 2009

PASAJE ANTERIOR

.
.

.....Esta noche he soñado. He soñado un sueño extraño. Emilio Porta me contaba una historia relacionada con Elviria que era todo dolor y ternura. Eran escenas de la niña muy atrás en el tiempo. No sé si son las palabras perdidas de Emilio; pero algo son, desde luego. Escenas que van dejando un rastro de misterio que pisa el límite mismo de la animalidad humana. No sé si podré trasnmitir estas sensaciones, yo no soy escritor, soy salteador de Bitácoras; por eso dudo de que estas palabras sepan transmitirlo. Lean pues.
Morfeo
.
.
.

.....Su tío Zenón, que era de Luarca, nunca le perdonó a Elvirita lo del Sporting.
......- Zenón, hermano, que son bromas de niña, si sólo tiene cuatro años…
.....- ¿Cuatro años, eh? Cuatro años y mira como si tuviera treinta… Y habla poco, pero cuando habla dicta sentencia… "No te empeñes tio, el Sporting no marcará. La puerta está cerrada”. ¿Cerrada? Tiros, remates de cabeza, dominio total… y fuimos incapaces de meter un gol… y por un punto bajamos a segunda… Esta niña es maléfica. Jamás me ha dicho nada amable, ni siquiera cuando le daba caramelos… o le traía un juguete. “Yo no quiero jugar, tío… el caramelo dáselo mejor a la Señora, ella me dirá si puedo tomarlo….” A la señora, ¿a qué señora? Tu hija está loca, siempre ha sido una niña absurda y rara… deberías llevarla a un internado. Desde que falta su padre siempre ha hecho lo que le da la gana...
......- No, tío. Yo sólo hago lo que me mandan.
......-¿Quién? ¿Tu madre?
......- No, tío. Ella. La que es más fuerte que todos nosotros.
......- ¿ Y ella también, sabe de futbol, ella decide los resultados de los partidos, ella hace que seas una niña insoportable?
......Elvirita miró a su tío y, por una vez, le sonrió: “No te preocupes. El Sporting volverá el año próximo a primera. Al fin y al cabo estas cosas no son importantes”

Emilio Porta

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien, Morfeo. Así ya no es sólo Manuel el que salta sobre los conceptos y tu bitácora. Yo sólo pretendía poner un poco de sentido del humor en la triste historia de Elvirita, que un poco de falta le hace. Santiago, al que tan intímamente conoces, lo ha hecho con su comentario judicial en el blog de Javier. Ahora tu lo haces en el mío. Y es que algo de ironía hay que poner, tanto en el orden como en el desorden. Con esto de Zenón y el Sporting - de Gijón, se entiende - yo quería hacer un pequeño homenaje al creador inicial de todo esto, ya sabes. Total que, con toda la seriedad del mundo escribí Pasaje Anterior para añadir a lo ya escrito, "La Fuerza Interior". Pero no para unirlo, eso lo has visto muy bien, sino ponerlo...vaya Ud. a saber cómo. Esa era mi pregunta. Por otro lado sigo pensando que "La Fuerza Interior" es salvífica, para ella y para todos.
Pero me ha encantado, que, cual Dick Turpin, hayas asaltado la diligencia y me hayas regalado a mi mismo el texto que yo te regalé, bueno, regalaba a la Blogsfera. Ha sido una idea brillante. Gracias.

Port

Anónimo dijo...

Estimado Emilio.

Voy a tener que llamarle la atención a Morfeo. Mira que le tengo dicho que se olvide ya de asaltar la tierra de nadie, que ya está bien.

Pero él siempre me contesta que seguimos es La Caverna, en aquella caverna griega, o romana, o no sé que...; que seguimos siendo esclavos.

Yo le digo, pero si puedo decir lo que quiera. Él me dice: sí esclavo, di lo que quieras, para lo que te va a servir.

Un saludo cordial.
Santiago Solano

Manuel dijo...

Emilio, tu "sentido del humor" delimita de forma muy precisa esa personalidad arrolladora. No hay lugar para las ñoñerías, por si alguien no se hubiese dado cuenta.

Los humanos, a veces, no miden el alcance de sus actos por pura pereza. Por eso, y como juego, abren puertas que fueron selladas miles de años atrás, liberando hacia la luz a los seres que habitan tras de ellas.

¡Pobres humanos!. No quisiera nunca pertenecer a su clan.

Morfeo, Oráculo... ¿sois conscientes de lo que hacéis?. Cuidado pues, con los juegos inocentes de Ouijas y con los parapsicólogos. Cuidado con los poderes que se desprecian bajo titulos trasnochados de celos hacia el hermano pequeño: ¡Todo Abel tuvo un Caín!.

La agitación de los círculos provoca energías dificilmente controlables.

Alicia dijo...

Espero que Santiago no se enfade, pero me gusta mucho más esta versión.
Cuando leí "Tres días tristes" me quede unos minutos sería y pensativa.
Al leer el tuyo he sonreido y además me he alegrado porque andaba dándole vueltas a mi Elvirita y resulta que me faltaba el dato de que era huerfana de padre. Gracias por la pista.
Un abrazo

Miguel Ortega Isla dijo...

Un generoso chorro de inteligencia, unas gotas de ironía y una pulgarada de humor, es el delicioso “cocktail” literario que nos ha servido Emilio Porta para deleite de exigentes paladares artísticos.

Pero además ha cambiado sorprendentemente el rumbo dramático que hasta ahora seguía la historia de Elvirita.

Podríamos decir, como ya lo hizo Federico García Lorca, que Emilio ha dado a la novela que nos ocupa “Una larga torera sobre el mar y los arroyos”

Anónimo dijo...

1) Ata a Orfeo, Santiago, está desmadrado. En una de estas convierte a Elvirita en Euridice y se acabó el libro. Yo, de momento, le quito la M.
2) Para ponérsela a MMMManuél. Estás sembrao ultimamente compi. Y, una vez conocidos nuestros gustos comunes, espero que los celebremos juntos, aunque juntos estamos ya. Aquí, que es mucho.
3) Alicia...gracias por tu valoración y cariño. Lo mío son variaciones sobre el mismo tema, y esta vez ha tocado el bolero. Pero la partitura principal la puso, bien lo sabes, Santiago. Gracias por apreciar el giro dado.
4) Y tu Miguel, querido amigo, tú si que has hecho un derroche de inteligencia y saber en este oficio de escribir. Original a rabiar. Vaya faena corta. Olé. Gracias.
Gracias de verdad a todos.

Emilio.

Anónimo dijo...

Estimado Sr. Porta

¿Quiere usted que me cargue al Juez Solano y a su amabilísima Secretaria Judicial, La Gata?

Entre salteadores, eso es lo más corriente. Además, aquí entre nosotros, al Juez Solano le llaman en su “troupe” El Francés, y está como loco por los ojos del Oráculo.

De ella, de la gata, ya no hace falta que le diga más, es su esposa, voluptuosa, rojo y carne, labios sangre, lengua de víbora.

A las órdenes de Vuestra Venia.

Orfeo.

Anónimo dijo...

De verdad, Ormeo, es que cuando leo alguno de los comentarios me parto, lloro de la risa...y no puedo parar de reir...Es la vida, tragedia y comedia...Y es todo tan divertido que temo que acabe el tiempo llamado de las vacaciones, porque no se como vamos a sacarlo en la época de las obligaciones...En fin, si conseguimos, algún día, que escribir sea nuestra única y auténtica profesión, a lo mejor podemos mejorar nuestra salud mental (la risa la mejora) o empeorarla, véte a saber... Pero eso no es malo...así estaríamos más cerca de Elvirita.
Y bueno, Ormeo...(sólo te voy a llamar así en este comentario) sigue, sigue...Somos, como le comenté un día a Javier, como el conejito de las pilas del anuncio...que duran y duran...
Un abrazo.

Port of the Summer

Javier dijo...

Antes de dar paso al comentario, quiero decir que el jueguecito de Morfeo, Orfeo, Ormeo, al final va a acabar como Feo y Meo. Pero bueno, esta final, que ya es conocido, me preocupa poco. Estoy más por la Elvirita.
¿Que quereis que os diga frente a este nuevo texto? Me encanta, tiene humor, climax, pasión y provocación. Todo en unas letras. La vida por montera, las creeencias a tomar por el saco, la utilización de los seres del más allá, irreverente, los mayores desquiciados, los niños - Elvirita - convirtiéndose en seres superiores que están por encima del bien y del mal. Puro esperpento, como la vida misma. A ver ahora dónde se ubica este texto, me lo expliquen.
Ah, y me encanta lo de salteador de blogs. Es mejor que lo del genio d ela letra maravillosa. Esto me pasa por jugar en una liga por encima de mis posibilidades. Bueno, algo aprenderé.

Emilio dijo...

A mi, Javier, lo de los personajes me divierte, lo que no me gustan son los anónimos sin firma. Santiago puede identificar a todos, porque es el webmaster, el administrador de la finca. Sobre todo los suyos, je, je.
Pero me encanta que a ti tambíen te haya gustado que Port siga su camino iconoclasta y la haya mezclado con el hecho de que el Sporting de Gijón, años ha, bajara a segunda. Ahora que ha vuelto a primera, igual el tio Zenón la perdona.
Un abrazo.