lunes, 13 de julio de 2009

LAS DOS CARAS

La Belleza se defiende de la Crueldad
mostrando formas y colores.
Enseña el cielo el azul sin mostrar
el ave muerta por el águila.
Enseña el bosque sus ramas,
sin desvelar la caza del ciervo por el hombre.
Y el desierto muestra su luz,
pero esconde el veneno de los alacranes.

Es la vida. Que trata de ocultar la muerte.

11 comentarios:

Manuel dijo...

Caray, Emilio!. Si no fuera porque está tan bien escrito podría pensar que esta reflexión es cosa mía.

Me gusta jugar con estas dualidades que, ya sabes, siempre son las dos caras de una misma moneda.

Felicidades, tu poema me ha encantado.

Anónimo dijo...

¡Qué bonito, Emilio. Esto sí es escribir bien! Lo mio, sólo es seguir los impulsos de este inquieto y soñador corazón que no para de viajar. Eso sí, seguiré intentando aprender de los grandes escritores como tú.
Un besito con mucho cariño.
Mila

Emilio dijo...

En realidad algo fuerte nos empieza a unir...este grupo tiene sólidas bases literarias...y humanas. Por eso nos alegramos con las cosas de los otros. Y sentimos que compartimos algo más que unas letras con mayor o menos significado. Es un espacio que nos lleva a reflejarnos en el colectivo, sin perder la individualidad. Cada comentario de lectura es una rosa en el corazón y una escala para subir a la montaña de la vida. Mila, Manuel, gracias a los dos, gracias a todos por, como dice Santiago, estar ahí.
(Y a ti, Rosa, pues se que pasarás por aquí, respecto al comentario de tu página, gracias también. No pude ir. Por importantes razones. Lo sentí por Enrique, por ti, por los grandes amigos. Pero no pude)

Pilar dijo...

Emilio, que suerte encontrarte hoy entre mis comentarios. En serio, aprecio mucho lo que me quieras decir. El tuyo me ha encantado y es cierto que podría ser de Manuel , será que lo bueno se pega entre los escritores en red? jaja.
Un beso

Rosa dijo...

Emilio, gracias a tí por darme la alegría de encontrar tu poema al entrar en el blog. Es como quien se asoma cada día a la ventana, en esa espera inquieta de quien sabe, que algo mágico está por llegar... Gracias por compartir con nosotros la magia de tus versos y tu luz.

Un beso feliz de leerte.

Javier dijo...

Bueno Emilio, pasaré durante varios meses por aquí - es lo que tardarás en hacer una nueva entrada - para disfrutar con tus versos. Y en efecto, como dice Manuel, bienpodía haberlo escrito él. ¿No le estarás copiando? Ya sabes de su éxito.

Un abrazo
Javier

Emilio dijo...

Lo bueno, si breve, dos veces bueno...cuánta sabiduría hay en esa frase...Ve a tu blog...te he puesto un comentario sobre el tema de lo último que has puesto...Ya vamos entendíendonos entre todos...Somos un mundo, afortunadamente, dispar...pero conocer al otro, al escritor y al que vive, piensa, siente...y deja trazos, es clave. Yo, como mejor aprendo es leyendo-os-te...Realmente, esto empieza a ser divertido...y frúctifero.
Fíjate que, hasta Santiago pasea por la calle Gabino Evaristo Carriedo de Palencia desde Madrid...
Pero vamos, que tu relato-frase, como digo en tu blog, me parece mucho mejor que la de Augusto Monterroso("Cuando despertè el dinosaurio aún estaba allí") que se considera el relato más corto y mejor del mundo y cuyo verdadero significado explico en la introducción de mi novela Destinos y Caballeros. Lo mejor de tu frase, tu creación narrativa, es que es todavía más corta y, encima, no hay que explicar nada. Sin duda es superior, muy superior - al menos para mí - al relato de Monterroso.
Sin más...y sin nada menos, recibe un caluroso (es lo que cuadra)abrazo.

Port

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Sencillamente perfecto.
Un abrazo y mi admiración.
Enrique

Emilio dijo...

Gracias, Enri. Viniendo de ti, ya sabes...eso vale pero que mucho. Un fuerte abrazo.

Miguel Ortega Isla dijo...

La Poesía es una falacia, una mentira adorable.
Además no nos engaña, lo sabemos a priori y nos dejamos gustosos engañar.

Entramos en una sala cinematográfica, lo que nos cuesta dinero.
La película que proyectan se desarrolla en la Edad Media.
En primer plano una imponente fortaleza, un majestuoso castillo, y no nos decimos: “Se trata de unas telas pintadas sujetas por tablones de madera”.

Si lo pensáramos no nos divertiríamos y habríamos perdido el dinero.

La Protagonista es una princesa pura, inocente y virginal, y no nos decimos:
“Se trata de una actriz borracha, que se droga y mas puta que las gallinas”.

Si lo pensáramos no nos divertiríamos y habríamos perdido el dinero.

En el museo contemplamos un cuadro que representa en primer plano a unas niñas jugando junto a un río. En segundo plano un pequeño bosque y allá en lontananza las primeras casas de un pueblecito.

Tres dimensiones, pero el cuadro está pintado en un lienzo de sólo dos.
Magnífica mentira.

No te felicito, no es necesario, cuando escribo esto es porque me ha interesado tu texto.

Si no te importa, esta pequeña reflexión con ligeras variantes la utilizaré más veces.

Cordiales saludos de Miguel

Anónimo dijo...

Es una evidente gran reflexión personal, Miguel, como corresponde a tu cultura y nivel literario. Y la Poesía es tan mentira como la propia vida...que tiene planos diferentes según el instante en que sea vivida, según uno sea emisor o receptor...En realidad cuando hablamos de realidades comunes no nos damos cuenta de que todo lo que vemos lo vemos con nuestra óptica, incluso un mismo hecho teoricamente objetivo. No te digo nada cuando se trata de lanza opiniones o examinar cuestiones sesgadas por la propia información con la que contamos, de la mediática no te digo nada.
Hablamos, yo hablo con respecto a tu comentario y otros, de gran nivel literario. Y es verdad. Pero los conceptos son convenciones, el mismo lenguaje lo es, y por tanto el pensamiento, que es de él dependiente. En cualquier caso hay que vivir entre lo que llamamos "verdad" y "mentira", que no son nunca absolutas, como bien dijo otro gran poeta sino que dependen del modo y circunstancia en que se mira.

Emilio Porta