viernes, 8 de junio de 2012




               LO MEJOR DE LA LIBERTAD ES NO TENER QUE EXPLICARLA

15 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Reflexiones, ideas, sensaciones...De vez en cuando las palabras acompañan, otras marcan un horizonte, algunas sirven para que podamos profundizar en esto que llamamos vida y revisemos formas y actitudes. Pondré en el blog, ocasionalmente, frases que pudieran serlemas y que sean originales puesto que, aunque dicen que todo está dicho y escrito, yo creo que no es así. O al menos de la misma forma. Cada escritor tiene su cauce, cada persona tiene su camino. Aunque en ocasiones podamos hacerlo en compañía de otros/as. Otros es un genérico, pero es que yo tengo alguna buena amiga que prefiere ver la a...y, al fin y al cabo, no cuesta trabajo poner ambas terminaciones :-) En cualquier caso el pensamiento es quietud, pero también movimiento, como la vida. Y una estancia puede ser, a la vez, un viaje.

Mila Aumente dijo...

"Lo mejor de la libertad es no tener que explicarla". Me encanta la frase por lo que significa. La única libertad que existe es la del pensamiento. Nadie puede adentrarse en ellos y eso nos hace libres. Pensar forma parte de la intimidad del ser humano. Es un ejercicio que carece de explicación, porque cada persona es única e irrepetible.

Cómo me gustan tus reflexiones.

Un besito.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Emilio, se han dicho muchas cosas, pero quedan más aún por decir. Los tinteros guardan muchas palabras. A veces es la misma, pero de distinto color. La libertad, por ejemplo, está llena de matices, de perspectivas, de discursos... No hablará igual de la libertad un preso que un soltero, un periodista que vive de publicar opiniones que benefician al gobierno de turno, que quien dispone de tribuna para expresarse sin que deba nada a ningún grupo ideológico; aunque a veces, por hacer uso de la libertad, se convierta uno en esclavo de sus propias palabras. Nada nuevo.

Como sé que tú eres más profundo que yo y más pensado, es posible que lo escrito en el párrafo anterior ya lo hayas oído antes, o habrás reflexionado tú mismo sobre ello. Por eso, con el mejor ánimo de adornar un poco más tu bien decorada estancia, te dejo esta frase que copié de Mahatma Gandhi (Pensador indio):

"La causa de la libertad se convierte en una burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutarla". A lo mejor te gusta.

Un abrazo de los grandes, gran amigo.

Rosa dijo...

Es curioso cómo una frase tan corta puede decir tanto. Y es que con sólo nombrar "libertad" todo tipo de sentimiento tiene cabida.

Un abrazo mi querido Emilio

Manuel dijo...

Liber... ¿qué?

Emilio Porta dijo...

A Manuel primero: Todo son conceptos. Pero acepto la existencia de esa negación. La negación de los conceptos no es más que la negación de los códigos que empleamos para comunicarnos. El "pienso luego existo" no deja de ser, precisamente, una afirmación en base a un hecho cognoscitivo producto de la utilización del lenguaje como elemento de relación y conocimiento. ¿No hay libertad real?. Yo voy más allá, si quieres: no hay realidad...real. Hay interpretaciones cognoscitivas de todo lo que es objeto de nuestra mirada. Bien. Vale. Como quieras.
Pero, en términos de concepto, lo único que sí es perceptible como elemento conceptual de "libertad" es la libertad interior. La libertad del pensamiento, a partir del código dado. El lenguaje, el idioma en que se concreta.

Emilio Porta dijo...

Efectivamente, Rosa, de nombrar se trata. Todo sentimiento y pensamiento superpuesto se recibe y se comunica a través del lenguaje. Eso es lo que le he tratado de comunicar a Manuel. Y supongo que la frase despierta elementos que nos hacer sentir y pensar sobre la vida.
En cualquier caso la frase es un juego de palabras que comunica una idea y una sensación. Simplemente eso. Ir más allá nos llevaría al silencio y a la inacción. Gracias por tu comentario, un beso.

Emilio Porta dijo...

Voy de atrás para adelante, esta vez...Alex, como te digo muchas veces, tus comentarios añaden siempre un plus. Son...como una entrada más. Y nos hacen reflexionar sobre nuevas realidades. Sí, es evidente que estoy tan de acuerdo con lo que dices...Yo me he quedado "solo" en una temática conceptual y algo abstracta :-) Un abrazo.

Emilio Porta dijo...

Mila. Es exactamente lo que quería decir. Lo que tú refrendas. Gracias y un beso.

Mari Carmen Azkona dijo...

Emilio. Siempre he pensado que cuando se teoriza sobre la libertad es cuando pierde su sentido. Me ocurre lo mismo con el amor, la amistad, la generosidad...no se explican, se demuestran.

"Lo mejor de la libertad es no tener que explicarla"

Qué magnífica frase, malo si a alguien hay explicarle su significado...

Besos y un fuerte abrazo.

Emilio Porta dijo...

Sí, Mari Carmen, hay palabras e ideas que están en boca de todos...y sin embargo ignoran lo que son. Tú comentario apuntala la frase y afirma el concepto. Sí, parece que a mucha gente hay que explicarles significados de palabras que utilizan todos los días. A nivel social y a nivel personal. Llegado un momento es mejor decirles vosotros por vuestro camino y yo por el mío. No se puede avanzar en común por una senda si cada uno nada en sentido contrario. Aunque digan "te acompaño", mejor caminar solo que algunos acompañamientos. Otros no, otros no, claro. :-)

Anónimo dijo...

Obviamente el ser humano se encuentra en el mejor estado cuando posee el más alto grado de libertad. Lo cual no significa una disociación de acompañamiento con otros seres humanos. Como bien dijo Mateo Alemán, "se suele decir que el hombre que apetece la soledad tiene mucho de dios o de bestia". Secundo la aportación de Alejandro Pérez, pues me parece la más lógica y sincera, respetanto el resto de los comentarios de todos los participantes. Un cordial saludo.

Agustín Ibáñez.

Emilio Porta dijo...

Estimado amigo: gracias por su comentario. Coincidimos en que la libertad no tiene que conllevar soledad, aunque la soledad permita un grado grande de libertad en algunos aspectos. Pero todos nos necesitamos en la vida porque todos dependemos de todos: para alimentarnos, cobijarnos, aprender, intercambiar...existir. El Hombre es un ser social que, en determinadas circunstancias, necesita un cierto tiempo de soledad. Todos no somos iguales en ese aspecto. Hay personas que no resisten la soledad nunca y otras que la necesitan como compañera. Me refiero a la soledad física, el espacio necesario. Hay un libro fundamental al respecto cuya autora es Virgina Woolf y que se titula "A room for one´s own" ( Una habitación propia ) Para un escritor es fundamental tener ese espacio, por pequeño que sea. Por lo menos para este escritor que suscribe. Saludos.

Anónimo dijo...

Vaya...ese libro es más que conocido por todo escritor que se precie. No obstante, acepto sus clases de literatura. Estoy por ahogarme en un lago. No caballero, por favor no pretenda sentar cátedra sobre la vida, pues, a tenor de todo lo que le he leído, creo que es un muerto al que apenas le late el corazón. Nada ofensivo para usted, todo lo contrario. Tiene mucho mérito escribir frases o relatos o poesía después del falllecimiento en propia vida.
Eleve el alma.
Le devuelvo con placer el saludo.

Agustín Ibáñez.

Emilio Porta dijo...

No deja de tener gracia su comentario, Sr. Ibañez ( a quien creo que no tengo el gusto de conocer) aunque celebro que usted sí me conozca a mí a través de mis libros que, por lo que parece, le resultan fríos, carentes de ánima. Y es que modos de vivir y ser hay muchos, señor Ibañez, y no tenemos por qué coincidir en ellos. La libertad está para eso, para que cada uno escoja sus lecturas y su camino. Le agradezco, de todas formas, sus buenos deseos para con mi alma y el reconocimiento de mis méritos. Es evidente que, como dice usted, si en vida estoy metáforicamente en situación de deceso, no cabe duda de que debo tener poderes para escribir desde el averno que es, seguramente, donde ud. piensa que debo estar. Saludos y gracias, de todas formas, por su inteligente comentario. Y me alegra mucho, lógicamente, que haya leído a Virgina Woolf. Eso demuestra que es usted una persona culta.